En la actualidad, la mayoría de los comparadores no tienen propuestas de valor añadido para el cliente; unos con relación a otros no varían demasiado excepto en la forma en que atraen a sus candidatos, con mayor o menor despliegue publicitario, por la cantidad de ofertas que proponen al cliente, así como en la repetición de las entidades presentes, algunas de ellas, en la práctica totalidad de comparadores.

Lo que cabría esperar de todos sería la posibilidad de cerrar la compra del seguro elegido, mejorando la experiencia de cliente. Pero en ese sentido la práctica totalidad suspende ya que dirige a las web de las aseguradoras para su contratación, no añadiendo valor a su gestión.

Son algunas de las conclusiones se desprende del estudio ‘Comparar seguros online en España. Estudio de situación 2013’, elaborado por INESE y Marketing Site, en el que se han analizado individualmente 29 comparadores partiendo de su posicionamiento en los principales buscadores y cuyo objetivo ha sido aportar información de interés sobre la oferta de los diferentes operadores existentes. El trabajo de campo fue elaborado durante los meses de julio y agosto.