Entre las razones que explican ese bajo comportamiento asegurador de los colombianos están aspectos estructurales como ser una economía de ingresos medios y la cultura de desestimación del riesgo que prevalece en el país. Bajo este prisma, tal y como recoge el diario ‘El País’, la penetración de los seguros en Colombia corresponde al 2,3 % del Producto Interno Bruto (PIB), cuando el promedio para la región es del 2,8 %. “La encuesta de capacidad financiera muestra que los colombianos no planeamos nuestro futuro. Es así como solo el 15 % reporta que hace planes financieros a más de 6 meses”, dijo el exministro Jorge Humberto Botero Angulo, presidente del gremio asegurador. En ese sentido, ahora está el reto de ofrecer las soluciones que el mercado necesita y que haya una mejor tarea en la venta por parte de las empresas para erradicar la idea de que las pólizas son costosas y que “las aseguradoras no pagan” o “se pegan de la letra chiquita”.

Fasecolda puso de manifiesto la atención acerca de la baja cobertura y cumplimiento del seguro obligatorio de bienes comunes, como las copropiedades y edificios residenciales. “Hay un bajo cumplimiento, solo en Bogotá el seguro lo tienen el 20 % de las propiedades horizontales registradas. Es un problema muy grave en la medida en que todos los copropietarios tienen expuesto su patrimonio de vivienda”, indicó Carlos Alberto Varela Rojas, vicepresidente Técnico de la Federación.

Por otra parte, el superintendente Financiero, Gerardo Hernández, anunció que en pocos días se expedirá un decreto que implicará que el sector asegurador aumente sus reservas técnicas en cerca de 783.000 millones de pesos (402 millones de dólares), en los siguientes dos años a su vigencia, y así responder de mejor manera a las obligaciones con sus clientes de seguros de vida y generales. También reveló la intención del gobierno de expedir una norma que emula el modelo regulatorio chileno que redujo en cerca del 32 %, en promedio, lo que cobran por intermediación los bancos en la emisión de pólizas. “La medida busca que haya más competencia y poder bajar el costo de las primas, especialmente, en el crédito hipotecario”, señaló.