Hizo esta reflexión al final del acto el consejero delegado de AVIVA, Ignacio Izquierdo, al mencionar que “hay que hacer un trasvase de responsabilidad hacia los ciudadanos, que van a asumir más decisión”. Para ese momento, destacó, el Seguro tiene “la obligación real y moral de participar en el debate sobre ello. No solo aportar soluciones, hay que esforzarse en hacer reflexionar y ayudar al ciudadano”. El directivo recordó que la aseguradora creó su Instituto para contribuir “al cambio de mentalidad del ciudadano hacia el ahorro” y un ahorro que se debería producir “cuanto antes mejor”.

LAS FAMILIAS SOLO AHORRAN EN PENSIONES UN 3%

En el encuentro participó la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, que recordó la labor que la asociación viene realizando en el campo de las pensiones a través del Grupo de Reflexión de Políticas Públicas, con la intención siempre de hacer el sistema público más fuerte. Entre las propuestas de futuro, mencionó la ‘equivalencia actuarial’ del sistema de forma que las correcciones necesarias (jubilaciones voluntarias antes o después) se hagan de una manera justa. Además, apostó por crear un sistema mucho más transparente, por cambiar el patrón de ahorro alejándolo del ladrillo y, finalmente, impulsar mayor educación financiera.

González de Frutos reconoció que “es difícil hablar ahora de ahorro; pero es algo que no se puede parar y debe ser una apuesta del sector asegurador”. Recordó que las familias españolas únicamente ahorran un 3% en productos destinados a las pensiones, mientras que las empresas tienen un porcentaje aun más bajo, que se sitúa en el 1,36% de la renta.

A continuación, Guillermo de la Dehesa, chairman del Foro de Expertos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, dibujó el escenario español de las pensiones según los últimos datos del Fondo Monetario Internacional acerca de la economía española. Mencionó la existencia de tres desequilibrios principales: fiscal, externo referente a la deuda y laboral. Este último sería el más importante por la cantidad de ‘muertos’ que está dejando a su paso. Finalizó indicando que “estamos a un año del crecimiento, a cuatro de recuperar el crecimiento potencial alrededor del 2%, pero recuperar los stocks de deuda y de empleo llevará mucho más tiempo”.

ASESORAMIENTO INDIVIDUALIZADO

En el desayuno también participaron Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de Fedea, y José Antonio Herce, socio de AFI. El primero resaltó que “la crisis ha acelerado la entrada en déficit del sistema”. Apuntó que hay dos afiliados por cada pensionista, lo que hace insostenible el sistema, y advirtió sobre la necesidad de realizar cambios en la reforma de 2011: acelerar su implementación, aumentar a 25 años el periodo de cómputo y, en general, adaptar el sistema a una realidad demográfica cambiante, lo que supone el cambio del actual sistema de prestación definida.

Herce hizo hincapié en la importancia de que más instituciones y el ciudadano asuman el problema de las pensiones más allá del Estado. Así, habló de una responsabilidad individual basada en la información al ciudadano, y de una responsabilidad por parte de las aseguradoras para ofrecer productos individualizados. Por último, recalcó la importancia de la información y la necesidad del asesoramiento individualizado con el fin de encontrar las mejores soluciones a los problemas personales.