La mitad de los directores ejecutivos de seguros consultados en la última Encuesta Mundial de CEO del sector seguros de PwC opinan que el crecimiento económico mundial mejorará en los próximos 12 meses, en comparación con sólo el 19% que hacia esta afirmación en 2017. Es más, un porcentaje algo superior al 90% informa que tiene confianza en las perspectivas de ingresos de sus propias organizaciones durante los próximos tres años (el 43% tiene mucha confianza y el 49% tiene algo de confianza).

La revolución tecnológica está generando nuevos competidores, cambios en los canales de distribución, una revolución en los hábitos de consumo, la transformación de las tecnologías core de esta industria y novedades regulatorias que no deja indiferente al sector, los directivos de esta industria son los más preocupados por la velocidad del cambio tecnológico, con un 51% que dice estar 'extremadamente preocupado' por esta cuestión.

Sin embargo y contra todo pronóstico, el informe refleja confianza y un sorprendente optimismo de los CEO de la industria, más que el año pasado, gracias entre otros motivos, a que la aparición de nuevos competidores no ha sido tan disruptiva como se esperaba. Las alianzas con las Insurtech y otros competidores digitales están a la orden del día, recuerda la consultora.

Asimismo, el mercado asegurador mira con esperanza que la creciente digitalización de la economía también abre un amplio abanico de oportunidades a las compañías de seguros, en el campo de los ciberseguros, por ejemplo, o como consecuencia de la automatización, la Inteligencia Artificial y el Internet de la Cosas.

La sobrerregulación quita el sueño

Ningún sector está tan preocupado por la sobrerregulación como el de seguros, detalla la encuesta de PwC. Un 62% está muy preocupado y un 33% algo preocupado. Y todo apunta a que con la implementación de la IFRS 17, la normativa mundial para contratos de seguros, esta no hará sino crecer, remarca la consultora. "Pero hay una salida: RegTech, o lo que es lo mismo, utilizar las nuevas tecnologías para afrontar el cumplimiento regulatorio", añade.

Por otro lado, también hace hincapié en que atraer talento digital parece una misión imposible. "La cuestión del talento es la otra asignatura pendiente de los directivos de esta industria". Aunque es un tema candente para los CEOs de todos los sectores -tres cuartos de los ejecutivos están preocupados-, los de seguros muestran un nivel de ansiedad más alto que ningún otro colectivo: un 80% está preocupado por la escasez de talento digital en el sector, y un 86% en su plantilla.

Para revertir esta situación, desde PwC subrayan que "la solución pasa por darle un nuevo aire a las compañías del sector: modernizar los espacios de trabajo, introducir herramientas digitales para trabajar o mejorar la percepción de la marca".

COMPARTIR