El estudio, presentado ayer, se ha llevado a cabo durante el primer trimestre de este año y se ha realizado “bajo el prisma de los riesgos y la transferencia de estos al sector asegurador”, como recordó Pedro Tomey, director general de Relaciones Institucionales del bróker. Además, introdujo la sesión recordando que el sector público es importantísimo puesto que significa hasta el 40% del PIB de España. Indicó también que de la reforma que prepara el Gobierno se espera que la Administración gane en eficiencia, agilidad y transparencia.

Las principales conclusiones del informe fueron presentadas por el director de Sector Público para Accenture, Carlos Coll. Señaló que, mientras las familias y las empresas sí han sido rápidas en ajustarse con la crisis económica, no ha sido igual en la Administración Pública, que va más lenta, “máxime en un momento donde se ha puesto de manifiesto que es insostenible”. Respecto a las conclusiones en sí, matizó que son tendencias al hilo con las reformas futuras. Las dividió en tres bloques de los que salen distintas líneas de futuro: socio demográfico (cambio Estado del Bienestar), económico-financiero (nuevos modelos de relación, concentración de recursos y valor de la transparencia) y medio ambiental (desarrollo sostenible).

Del primer bloque se desprenden los cambios que afectan a las prestaciones de pensiones, sanidad y vinculadas con la dependencia. Indicó que la evolución del modelo conlleva una mayor presión sobre estos tres elementos. En relación a las pensiones, mencionó el aumento de la edad de jubilación, la incorporación del factor de sostenibilidad con la reducción de prestación que conlleva y la eliminación de las jubilaciones anticipadas. En sanidad, se atisba una cada vez mayor colaboración público-privada y un mayor foco en la salud preventiva, y la dependencia tendrá también una relación mixta.

El segundo bloque afecta al ahorro, con un aprovechamiento de las sinergias y los recursos del Estado, especialmente con la relación con los empleados, los bienes patrimoniales y los presupuestos públicos.

En el tercero de los bloques se menciona la importancia de aspectos como la energía, la incorporación de Directivas sostenibles y un ejemplarizante desempeño en relación con servicios como el agua o el transporte.

AON PONE EL ESTUDIO A DISPOSICIÓN DE LA COMISIÓN CORA

En el acto también participó el director general del Global Corporate Spain de ZURICH, Vicente Cancio, quien destacó el momento de presentación del informe, ahora que se pide un cambio de la Administración y en unas circunstancias de menores recursos. Por su parte, Eduardo Dávila, CEO de AON para España y Portugal, aseguró que están convencidos que este es un mercado que va a cambiar y es un momento importante para la propia Administración. Se ofreció, además, a la Administración para debatir sobre las ideas del informe una vez que la Comisión CORA, encargada de los estudios sobre la Reforma de la Administración Pública, entregue los resultados de sus informes.

Finalmente, cerró el acto la directora general de Modernización Administrativa, Procedimientos e Impulso de la Administración Electrónica, María Ester Arizmendi, que mencionó los cambios a nivel administrativo que se han venido haciendo y que se ha traducido en un importante ahorro de costes. Por lo tanto, se mostró en contra de quienes piensan que la Administración no está haciendo nada. “Los resultados tardan”, dijo.