El presidente del Instituto de Auditores Internos de España (IAI), Ernesto Martínez, alertado ayer, en la inauguración de la Conferencia Europea de Auditoría Interna que se celebra este año en Madrid, sobre la situación que vive el Viejo Continente, con varios frentes que amenazan su estabilidad, sus instituciones y su tejido empresarial. Por todo ello, Martínez ha abogado por revisar los valores corporativos y establecer un buen gobierno para asegurar la sostenibilidad de las compañías.

Durante dos días, cerca de 1.000 expertos de 57 países analizarán los principales riesgos a los que se enfrentan compañías e instituciones, como los geopolíticos, la ‘ciberseguridad’, los derivados de la transformación digital, los regulatorios, reputacionales, etc.

Su cometido es, precisamente, anticiparse a las amenazas que pueden afectar a los objetivos de las empresas y que tengan el menor impacto posible. Forman parte del sistema de gobierno de las compañías, en las que dependen del consejo de administración (a través de la comisión de auditoría) y del primer ejecutivo, y no tienen responsabilidades de gestión para que sus opiniones sean objetivas e independientes.

En la actualidad, a los conflictos citados se suman otros como los problemas de gestión de recursos naturales o la aparición de nuevos modelos económicos que, unidos a un alto nivel de desconfianza social hacia instituciones y empresas, generan una incertidumbre que hace muy difícil que puedan prever el futuro y tomar las decisiones empresariales más adecuadas para mejorar la gestión y, por tanto, ser más sostenibles.

Sin criterios comunes

En este contexto, el modelo socioeconómico ha de restablecer el equilibrio entre la generación de confianza, la legitimidad social y la sostenibilidad de un modelo empresarial eficiente y humano, “para lo que es crucial revisar los valores corporativos y establecer un buen gobierno de las empresas que favorezca la credibilidad, la estabilidad y que contribuya a impulsar el crecimiento”, ha destacado el presidente del IAI.

Asimismo, Martínez ha elogiado el avance de la política europea sobre buen gobierno corporativo en las dos últimas décadas, si bien ha lamentado que “pese a crear mínimos estándares comunes para Europa, estos son dispares y carecen de un marco unificador”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Europea de Institutos de Auditores Internos (ECIIA), Farid Aractingi, ha destacado el papel del auditor interno para establecer un buen gobierno que “conlleva hacer lo correcto y hacerlo correctamente” con el fin de conseguir un rendimiento eficiente.

Al papel de la auditoría interna como función clave de buen gobierno se ha referido también el presidente de The Global Institute of Internal Auditors y vicepresidente ejecutivo de AIG, Naohiro Mouri, quien ha recordado a los asistentes que las reglas de su profesión son esenciales para convertirse en los asesores de confianza de los órganos de gobierno de las empresas. “Las normas son para el auditor interno lo que los cimientos para un edificio y contribuyen a mejorar la gestión de gobierno, de riesgos y los procesos de control en las compañías donde cada auditor interno ejerce su trabajo”, destacó.

Durante el primer día de la Conferencia el ex ministro Josep Piqué ha dado las claves para entender el contexto político mundial; el ensayista y financiero, autor de ‘El Cisne Negro’, Nassim Taleb, que ha destacado diferentes aspectos de la gestión de riesgos, y los directores de Auditoría Interna de empresas como BMW, Ferrovial, UniCredit, Heineken, Telefónica, Novartis o Mapfre, entre otras.

Hoy tomarán la palabra el CEO del Santander Group, José Antonio Álvarez, que hablará sobre la digitalización de los negocios; el hacker islandés Ymir Vigfusson, y Michael López-Alegría, entre otros, además de directivos de la Comisión Europea, Société Générale, ALLIANZ o CEZ.