En esta línea, Renta 4 coincide en un informe que el impacto de la devaluación sobre las corporaciones españolas es “limitado”, ya que, por ejemplo, BBVA solo obtiene el 2% de su beneficio en el país, mientras que en el caso de MAPFRE en Venezuela, representa en torno a un 3% en primas.