Entre los datos ofrecidos se destaca que LLOYD’S incurrió en reclamaciones netas totales por valor de de 5.592 millones de euros (4.584 millones de libras esterlinas), con un descenso de casi un tercio con respecto a las que sufrió el mercado en la primera mitad de 2011.  Además, a pesar de los históricos bajos tipos de interés, el retorno de la inversión del mercado de seguros londinense aumentó un 13%, hasta 755 millones de euros (619 millones de libras esterlinas).  “Se trata de un bienvenido regreso al beneficio para el mercado, después de un período de seis meses que no podría ser más diferente al del primer semestre de 2011”, señala Richard Ward, CEO de LLOYD’S.

Como explica, Ward estos resultados se han visto favorecidos por “el clima favorable en lo que a siniestros respecta. Pero es un testimonio de la disciplina en la suscripción del mercado que, a pesar de una continuada bajada de primas, junto con unos tipos de interés bajos y el clima económico más desafiante de toda una generación, es capaz de volver al resultado semestral más fuerte en cinco años”.  Por su parte, John Nelson, presidente de la institución, añade que “estos resultados rematan un semestre fuerte para el mercado, Hemos visto el lanzamiento de ‘Visión 2025’, nuestra estrategia a más largo plazo;  un sólido avance hacia la preparación para Solvencia II, así como la mejora de nuestro rating, de ‘estable’ a ‘positivo', por parte de Standard & Poor’s”.

Los datos más destacados de los resultados son:

- Un beneficio de 1.897 millones de euros, en comparación a las pérdidas de 774 millones de euros del primer semestre de 2011.

- Reclamaciones netas totales de 5.592 millones de euros, con un descenso interanual del 32%.

- Un ratio combinado del 88,7% (en comparación con el 113,3% del primer semestre de 2011).

- Retorno de inversión de 755 millones de euros (619 millones de libras esterlinas), frente a los 608 millones de euros (548 millones de libras esterlinas) del primer semestre de 2011.

- Activos centrales de 3.049 millones de euros/2.459 millones de libras esterlinas (2.744 millones de euros/2.472 millones de libras esterlinas en 2011).
 

COMPARTIR