Durante su participación en la CAM comentó que el posible crecimiento del país se ve amenazado por la vulnerabilidad de los desastres naturales, por lo que el mercado busca aportar y ayudar a identificar la manera en la que el país pueda aprovechar los seguros para poder solventar catástrofes como tormentas e inundaciones. “México está expuesto a catástrofes tanto en el litoral atlántico como en el pacífico, muestra de ello es que los terremotos han afectado a la población y a su producto nacional bruto por un monto de 25 millones de dólares”.

Destacó que el gobierno mexicano demuestra que tienen un interés serio para asegurar sus activos, “el gobierno se da cuenta del valor que tiene el sector sobre su economía, ya que México tiene 3.6 mil millones de primas al año, de las cuales 32% son de catástrofes. “El gobierno está viendo claramente cómo asegurar el impacto económico de una catástrofe”, agregó.