Este paso emprendido por el mercado londinense puede parecer más el argumento de una película que la realidad que se origina tras el aumento en el número de personas que intentan escalar el edificio, algo que además está vinculado a la creciente publicidad de los conocidos como 'exploradores urbanos' que lo presentan en sus videos de YouTube y en las redes sociales.

Diseñado por Richard Rogers y construido en la década de 1980, el edificio LLOYD'S tiene la particularidad de que muchos de sus servicios como escaleras, ascensores y tuberías están ubicados fuera del edificio, de ahí su facilidad para escalarlo.

Desde el mercado londinense están preocupados por los riesgos de seguridad y protección que los exploradores urbanos presentan y ha iniciado procedimientos para obtener una orden judicial para "evitar que los individuos escalen el edificio".  Desde 2012, LLOYD'S ha informado de que al menos 49 personas han subido al edificio sin consentimiento, 21 de ellas el pasado año. "A falta de medidas cautelares, no parece haber ninguna perspectiva de que estos incidentes de violación cesen", argumenta la corporación en sus documentos judiciales.