Tal y como se ha venido dando a conocer en las últimas semanas, CAHISPA VIDA presenta un déficit patrimonial de alrededor de 48 millones de euros. Mediante la Resolución de la DGSFP publicada el lunes, se ha acordado “suspender la contratación de nuevos seguros y la aceptación de reaseguro, así como prohibir la prórroga de los contratos de seguro celebrados en todos sus ramos”.

Según ha podido saber esta Redacción, la situación es completamente diferente en lo que respecta a CAHISPA SEGUROS GENERALES, de la que se espera encontrar en breve un comprador. La entidad cuenta con un peso importante en su cartera de seguros de Decesos, Multirriesgos y Autos, y en conjunto obtiene buenos resultados.

Según se apunta, parece haber interés en el mercado y su venta sería la mejor forma de garantizar los derechos de los asegurados y de mantener puestos de empleo.

CAHISPA llevaba intervenida por el órgano de control desde el año 2007 debido a los desequilibrios patrimoniales que alcanzó la compañía por su sobreexposición al 'ladrillo' durante los años del 'boom' inmobiliario español.

En 2011, el grupo asegurador alcanzó un volumen de primas en Vida de 39,8 millones de euros, mientras que su facturación en No Vida fue de 21,5 millones.