El resultado se ha visto penalizado por la siniestralidad neta, que se situó en 239, 6 millones (un 11% más que un año antes), afectada por la entrada en vigor del nuevo Baremo de Daños Personales, mientras que los gastos de explotación y otros se alzaron hasta 63,3 millones, un 1% más. El ratio combinado se sitúa en el 90%, frente al 87,5% del mismo periodo de 2015.

Con estos datos, el resultado técnico cae hasta 38,6 millones, un 13% menos. Al beneficio de la entidad tampoco ha ayudado los ingresos financieros, que han retrocedido un 7%, hasta 18,4 millones. De esta forma, el resultado asegurador se sitúa en 57,3 millones, un 11% menos que hace un año.

El cuadro de resultados, dados a conocer por Bankinter, se completa con un ROE, que pasa a ser del 29,7%, con una cobertura de provisiones técnicas del 146% y un ratio de solvencia (con Solvencia II) del 239%.

Buena evolución en pólizas y primas

Estos resultados se producen a pesar de que la entidad ha cerrado el primer semestre del año con 363 millones en primas emitidas, lo que supone un incremento del 8,5% respecto al mismo periodo del año anterior, con crecimiento del 7,3% en primas de Autos y 15,8% en Hogar. En pólizas, el aumento es del 7,2%, hasta rozar los 2,48 millones, con aumentos del 5,2% en Autos y 13,9% en Hogar.

Desde el banco se explica que “en seguros de Motor y Hogar aumenta el ritmo de crecimiento en primas y pólizas, manteniendo la alta rentabilidad del negocio, ROE 29,7% y los mejores márgenes del mercado”.

Noticias relacionadas

MAPFRE, MUTUA MADRILEÑA, SANITAS, DKV y LÍNEA DIRECTA, entre las 50 empresas con mejor reputación

LÍNEA DIRECTA prepara el desembarco en Salud