El acuerdo representa un aumento de 1,5 millones de dólares sobre un convenio previo alcanzado entre la oficina de la Fiscal y la propia entidad en julio del pasado año.

El texto de la Fiscal indica que LINA utilizó métodos engañosos especialmente para veteranos de la Segunda Guerra Mundial. La entidad habría usado el correo directo y las solicitudes de Internet para hacer parecer que el Seguro era un programa del Gobierno, donde se exageraban los beneficios, se tergiversaban los límites de cobertura y se hacían declaraciones falsas sobre las tarifas. Prosigue Coakley en el comunicado que la sanción “es el resultado del fracaso de la aseguradora para cumplir con las condiciones del acuerdo original”.

Por su parte, la aseguradora ha señalado, en otro comunicado, que ha cumplido con lo dispuestos en el acuerdo inicial y que continuará devolviendo las primas a los afectados. El acuerdo modificado, dijo la compañía, aclara la comprensión de ambas partes del acuerdo.