El acto de renovación, celebrado la pasada semana en el centro hospitalario, sirvió para hacer un balance de los dos años de funcionamiento de esta iniciativa. Durante este tiempo, el 73,6% de los pacientes atendidos ha destacado la facilidad de acceso al servicio y un 78,15 % de los encuestados ha considerado como muy satisfactoria la atención profesional recibida.

El director de comunicación de la aseguradora, Jesús Ángel Gonzalez, señaló que los accidentes de tráfico siguen siendo una de las principales causas de lesión medular en nuestro país y que, por tanto, como aseguradora vinculada al automóvil, “tenemos un compromiso con las personas que confían en nosotros, que va más allá de la póliza. ‘Liberty Responde’ surgió para ayudar a los lesionados y a sus familias y hoy, con la renovación de este acuerdo, esperamos continuar siendo útiles y ayudando cuando más se necesita”.

Graciela de la Morena, directora de Fundación Konecta, se encargó de explicar los detalles del desarrollo del proyecto, su evolución y resultados, resaltando que ‘Liberty Responde’ es un servicio muy innovador que apoya, en un momento de gran vulnerabilidad, tanto a la persona con discapacidad como a sus familiares, mientras que Juan Carlos Adau, director médico del Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, expresó “su satisfacción por los resultados del proyecto”. El evento contó además con los testimonios de Cisco García, paciente del HNPT hace tan solo un año y medio y deportista en silla de ruedas, y con Ricardo Ten, 12 veces campeón de Europa, 7 veces campeón del Mundo, y 3 veces campeón Paralímpico de natación.

‘Liberty Responde’, referente en el asesoramiento especializado en accesibilidad

Este convenio puso en marcha la primera oficina de atención personalizada a pacientes del hospital y a sus familiares, que se complementa con una línea 900 gratuita (900 844 443). Así, desde sus inicios, ‘Liberty Responde’ se ha convertido en un referente en el asesoramiento especializado en accesibilidad a personas con discapacidad, gracias a un equipo multidisciplinar formado por arquitectos, ingenieros, terapeutas ocupacionales o ergónomos, que ofrecen respuestas prácticas y adaptadas a las necesidades de cada paciente.

La iniciativa se ha desarrollado y ha logrado ampliar su alcance, producto de una alianza público-privada y de entidades sociales entre las que se encuentran, además del centro toledano, Aspaym Madrid -que también apoya en la coordinación de la asistencia técnica-, Cogami y Cocemfe Sevilla, así como el Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral (Ceadac), CRMF Madrid y AMC Artogriposis Múltiple Congénita de España que ha sido la última adhesión al proyecto.