Los objetivos, según se explica en el proyecto de fusión presentado, son, por un lado, “la simplificación y racionalización de la estructura organizativa de una parte del Grupo LIBERTY en España”, permitiendo una disminución de los costes operativos del grupo, derivada del aprovechamiento de las sinergias, “todo lo cual producirá un incremento de la capacidad financiera y operativa de la actividad y la optimización de los recursos gerenciales”; por otro, reforzar la posición financiera para hacer frente a los requisitos de capital y recursos propios que establecerá Solvencia II.