Este convenio se encuentra en vigencia desde el 1 de noviembre y evitará retrasos en el proceso administrativo que se realiza cuando se producen accidentes vehiculares, lo que se traduce en un trato preferencial para los clientes de seguro automotor de ambas compañías. “Golpe por Golpe es un acuerdo que consiste en que, si dos clientes son asegurados ya sea de LATINA SEGUROS o ALIANZA SEGUROS, y provocan un choque entre sí, una de las compañías se hará cargo de agilizar el proceso administrativo para definir los grados de culpabilidad y otros aspectos que normalmente retrasan la indemnización a los asegurados”, explicó Roberto Ewel, gerente nacional técnico de LATINA SEGUROS.

Además, Ewel añadió que “este convenio tiene por finalidad evitar que entre LATINA SEGUROS y ALIANZA SEGUROS surjan diferencias o se promuevan reclamaciones dirigidas a deslindar responsabilidades en el caso de que ocurrieran accidentes dentro del territorio nacional, únicamente entre vehículos que en el momento del siniestro estuvieran amparados contra los riesgos principales de Daño Propio (Choque, Vuelco e incendio) y Responsabilidad Civil, según las Condiciones Generales de la Póliza de Automotores.

También reveló que la culpabilidad del accidente será determinada por Tránsito y por los inspectores de las respectivas compañías; adicionalmente, premiaremos a nuestros asegurados cuando no sean los culpables del hecho manteniendo el descuento otorgado a la renovación de la póliza en caso de no existir siniestro”. “Esperamos que otras compañías de seguros del medio se adhieran al convenio para así poder brindar mejores servicios a los asegurados”, concluyó el ejecutivo.