En sus palabras, que recoge El Economista, mencionó que el accidente tiene un coste moral alto porque “son daños muy específicos y muy focalizados en las plantas inferiores, que son las plantas de estacionamiento, el mezzanine y la planta baja del edificio, y de acuerdo con los peritajes son reparables. El caso de los seguros, la vida humana no tiene precio, pero hay una suma asegurada", informó.

Dio a conocer que en 2013 Pemex renovará sus pólizas de seguros de Daños y Vida de sus empleados e indicó que cada año la entidad paga 3.070 millones de pesos (240,8 millones de dólares) por el aseguramiento de sus instalaciones. Arias dio a conocer, durante la presentación del Informe anual del sector en 2012, que el sector asegurador pagó indemnizaciones por un monto superior a los 157.000 millones de pesos (12.315 millones de dólares). Una cifra que supera en un 6% a la de 2011.