El informe -realizado a partir del análisis de más de 4,2 millones de valoraciones de siniestros- recuerda cómo las reparaciones comenzaron su tendencia bajista coincidiendo precisamente con el inicio de la crisis en 2008 y la caída de la demanda de automóviles, que marcó un punto de inflexión también en la actividad de posventa.

Según Audatex, el desplome de las matriculaciones -más de un 50% desde el inicio de la crisis- ha provocado una desaceleración del crecimiento del parque. Así, si bien en los años anteriores a la crisis el parque venía aumentando a un ritmo cercano al 4%, éste se redujo a la mitad a partir de 2008, hasta situarse actualmente en niveles de crecimiento en torno al 1%.

La caída en las ventas de vehículos nuevos lleva aparejado un alargamiento de la vida útil de los vehículos, lo que ha favorecido sobremanera el envejecimiento del parque y ha incidido negativamente sobre la actividad de posventa, ya que el 59% de las reparaciones se realizan en vehículos con una antigüedad inferior a los cinco años, precisamente los que dejan mayor beneficio a los talleres.

La incorporación de las nuevas tecnologías a los últimos modelos está influyendo directamente en la disminución de los siniestros. “Sirva como ejemplo –se apunta desde Audatex- como el sensor de aparcamiento está reduciendo las reparaciones de golpes traseros, que ahora representan el 28% de las colisiones, por delante de los golpes laterales (16%), los menos frecuentes, y muy por detrás de los frontales que se producen en el 56% de los casos”.

MENOS COBERTURAS CONTRATADAS EN AUTOS

Asimismo, otro de los factores que influye en esta caída de la siniestralidad es la rebaja de las coberturas contratadas en las pólizas de Autos, lo que ha afectado principalmente a la actividad de carrocería, cuyas reparaciones no son tan imprescindibles como las de naturaleza eminentemente mecánica.

En la actualidad, el área de chapa y pintura reporta a los talleres el 46% de sus ingresos, lo que supone unos 5.700 millones de euros de los más de 12.000 que factura el mercado de la posventa.