“Sin lugar a dudas, el hecho de que la tasa del retiro programado baje hace que muchas personas que han optado en el pasado por esa alternativa, vuelvan a pensar en la conveniencia de un ingreso fijo”, subraya por su parte Christián Abello, gerente general de CORPVIDA, tal y como se hace eco ‘Diario Financiero’.

Este hecho se observa en el crecimiento del 17% anual de las rentas vitalicias desde el 2011. A lo que se suma que aproximadamente el 25% de las ventas corresponden a cambios de modalidad, de acuerdo a CHILENA CONSOLIDADA. Víctor Hassi, gerente general de METLIFE, agrega que “en lo que va del año el 69% de las aceptaciones fueron de renta vitalicia y el 31% de retiro programado”.

En este contexto, las aseguradoras han reaccionado impulsando sus negocios. CORPVIDA, por ejemplo, ha aumentado en un 33% su prima directa de rentas vitalicias al tercer trimestre, y además acaba de anunciar un aumento de capital por 50 millones de dólares, precisamente para potenciar este segmento. En el caso de METLIFE, ésta también ha potenciado el negocio, alcanzando un crecimiento del 66% en la prima directa de este producto a septiembre.