Así, entre las principales conclusiones por las que la aseguradora apunta a las pymes como la clave de la recuperación del país se destaca que son la fuente principal de empleo, proporcionando trabajo al 49% de la fuerza laboral, principalmente en los sectores de la construcción, manufacturero y sanitario. También se apunta al papel de exportación que desempeñan, como se refleja en los datos de 2005 a 2009, cuando vieron incrementar sus ventas un 37%, frente a un descenso en las ventas registrado en las empresas dedicadas exclusivamente al mercado doméstico.

COFACE muestra en su informe que "mientras que el porcentaje de crecimiento de las exportaciones descendió al 5% en los primeros 8 meses de 2012 (respecto al 14% en 2011)", no se espera una ralentización significativa en 2013 debido a la "relativa bonanza de las economías de Canadá, México y otros países emergentes. En cualquier caso, este progreso se puede ver afectado por una intensificación de la crisis en la eurozona, afectando directa e indirectamente a las ventas de Estados Unidos", advierte. Finalmente, aplaude la política de prudencia que están adoptando las pymes frente a la inversión. Así, de acuerdo a una encuesta de Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB, Septiembre de 2012) se ha registrado un descenso en la confianza de las pymes debido a la situación política. "Solo un 7% de las empresas opina que es un buen momento para expandirse, frente al 14% en 2007", se remarca.

"Desde 2010, las pymes han generado empleo, han gestionado sus finanzas e inversiones prudentemente y se han adaptado a la confusa situación económica. Parecen situarse en una posición fuerte de cara a la recuperación económica, incluso si se debilita", concluye Christine Altuzarra, economista de COFACE, quien ha analizado las perspectivas para las pymes en Estados Unidos. En cualquier caso, cree que de no resolverse la ampliación del techo de la deuda, el país podría volver a situarse en recesión.