Las declaraciones las ha realizado Mazzini a BNamericas donde indica que “los mercados de Latinoamérica no están totalmente desacoplados de las economías desarrolladas por lo que va a experimentar una desaceleración de sus economías, especialmente los países vinculados a Estados Unidos como México, sino también a aquellos que se verán afectados por una desaceleración de la demanda China de materias primas, tales como Argentina y Brasil ". Añade que esto lo estamos empezando a ver en negocios relacionados con el comercio y el transporte, dijo.

Sostiene que el crecimiento de dos dígitos en primas como algunos países de la región han tenido en los últimos años es muy complicado de sostener.

INFLACIÓN Y BAJOS INTERÉS DIFICULTAN EL AVANCE

Por otra parte, advierte de algunos problemas que pueden provocar esta desaceleración. En primer lugar cita la inflación que, a su juicio, no ha sido atajada totalmente. Esto se traduce en una preocupación cada vez mayor en los inversores y, por lo tanto, la entrada de capital podría caer. Indica también el representante de Celent que a pesar de contener la inflación, las compañías aseguradoras se enfrentan también a los bajos tipos de interés que se traduce en pobres retornos de inversión.

Con todo y estos problemas, Mazzini sostiene que América Latina tiene un gran potencial y continuará llamando la atención de los inversores y aseguradores de gran peso, quienes ven en los mercados emergentes una solución a su caída de primas en otros países. Uno de los países que más acapara la atención es Brasil de quien mantiene que “seguirá liderando el camino, y con más del 50% de primas suscritas plasma el tono de la región”.