Por ramos, Incendios y Líneas Aliadas fue el ramo que más creció el año pasado, seguido por el de los Vehículos de Motor y Vida Individual y Colectivos, con un crecimiento del 12,16% para éste último. Los ramos Otros seguros, Fianzas, Naves Marítimas y Aéreas, Transporte de Carga y Accidentes Personales ocupan los demás lugares, respectivamente. Respecto al seguro agropecuario, ocupa el último lugar en cuento a ponderación dentro del sector asegurador, experimentando a pesar de ello un crecimiento del 84,3% en 2012, lo que según Euclides Gutiérrez Félix, demuestra el interés del Gobierno en mejorar su política agropecuaria. “Si se llevan a cabo los planes que tiene previsto la actual administración, se aumentarán considerablemente la participación de los seguros del campo durante este año”, añadió.

Aseguró que las compañías de seguros que operan en el país están cumpliendo con las reclamaciones, lo que se demuestra en las cifras de final del tercer trimestre del pasado año cuando se pagó un total de 8.033.639.594 pesos (196 millones de dólares) en reclamaciones, siendo el ramo de Vehículo de Motor el de mayor volumen, con un 47,47%, seguido de Incendio y Líneas Aliadas con un 20,90% y el tercer lugar para Accidentes Personales y Salud con 12,53%.

El superintendente calificó los últimos dos años como períodos de gran estabilidad, alta solvencia y buena liquidez, como lo refleja el promedio ponderado de solvencia que en el cuarto trimestre de 2011 fue del 2,31, aumentando en los siguientes tres trimestres al 2,24, 2,36 y 2,27, según recoge ‘Listín Diario’.

NECESIDAD DE ADECUAR LA LEY DE SEGUROS

La Superintendencia de Seguros ofreció la información durante el discurso de conmemoración del 44 aniversario del organismo en el marco un cóctel en la sede la institución en el que participaron los miembros de la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores, ejecutivos de las compañías de seguros, funcionarios y representantes de entidades que forman parte del sector.

Durante el acto, Gutiérrez Félix señaló la necesidad de que se realice una modificación completa a la Ley 146-02 sobre seguros y finanzas, debido a que no se adapta a las necesidades a la dinámica del funcionamiento del sector, informa ‘El Nuevo Diario’.

A su juicio, la legislación requiere de una serie de ajustes que le permitan adecuarse a la situación económica nacional e internacional, confirmando que se ha solicitado a los sectores aseguradores e intermediarios “conformar una comisión mixta que trabaje un proyecto de ley que recoja las diversas opiniones e incluso las formuladas por expertos internacionales, y las relacionadas con el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y Estados Unidos”, manifestó. “Creo que ha llegado el momento para que nos aboquemos en este 2013 a someter al Congreso Nacional un proyecto de ley de modificación”, sostuvo.

Entre sus propuestas, animó a las empresas aseguradoras a trabajar junto a la Superintendencia para crear las bases que permitan desarrollar en el país el mercado de los microseguros, ya que este ha sido un tema de discusión en los últimos años en las asambleas generales de la Asociación Supervisora de Seguros de América Latina (ASSAL), por lo que está en disposición de recoger las experiencias de otros países para lograr una acertada aplicación del microseguro en nuestro mercado. “De nuestra parte estamos en la disposición de recoger las experiencias de otros países en la apertura del negocio del microseguro, para lograr una acelerada aplicación del mismo en nuestro mercado”, apuntó.