La encuesta, en su sexta edición, incluye un número récord de 809 respuestas de gestores de riesgos y seguros de 20 países europeos. El 28% de las empresas con prácticas avanzadas de gestión de riesgos reportó una tasa de crecimiento de su EBITDA de más del 10%, frente al 22% de las firmas en la que la gestión del riesgo se clasifica como madura, el 15% en la que es moderada, y el 16% para las emergentes. Asimismo, se destaca que entre las empresas con una tasa de crecimiento del EBITDA de más del 20%, tres cuartas partes (74%) tienen prácticas de gestión de riesgo maduras o avanzadas.

El presidente de FERMA, Jorge Luzzi, destaca que durante mucho tiempo “hemos creído que una buena gestión de riesgos contribuye al crecimiento empresarial sostenible. Ahora tenemos pruebas claras de que existe una correlación. Este es un hallazgo particularmente importante a la luz de la tensión sobre los resultados corporativos en los últimos cinco años”.

El trabajo de FERMA también muestra que, en la actual situación económica y financiera, la alta dirección quiere más información sobre los riesgos y la gestión de riesgos de la empresa, tal y como afirma el 46% de los encuestados. En el 53% de las empresas con la gestión de riesgos madura o avanzada (45%, en 2010), la función reporta ahora al Consejo, a un Comité de la Junta o a un alto ejecutivo.

No obstante, la encuesta revela que hay mucho trabajo por hacer para que las empresas de toda Europa comprendan plenamente las consecuencias de la Octava Directiva Europea sobre Derecho de Sociedades e integrarlas en sus negocios.

LOS GERENTES PIDEN A LAS ASEGURADORAS EFICIENCIA E INNOVACIÓN

En lo que respecta al mercado de seguros, las empresas europeas dicen que quieren relaciones sostenibles con socios estables. En general, no están buscando un aumento en la transferencia de riesgo (17%), pero quieren acuerdos a largo plazo (40%) y socios de seguros más sólidos (32%). Más de la mitad (57%) manifestó que van a fortalecer sus actividades de prevención de riesgos.

El mensaje de los encuestados hacia las aseguradoras es de mejorar su eficiencia, sin olvidar la innovación. Las empresas quieren una mayor eficiencia en el proceso de liquidación de siniestros (43%), la redacción de pólizas más personalizada (36%) y coberturas innovadoras (30%). Ni tener más capacidad (14%) ni mayor cobertura geográfica (12%) figuran entre las principales prioridades de los encuestados, lo que parece dar muestras de la capacidad de recuperación del mercado de seguros tras las pérdidas por catástrofes de 2011.