El informe del bróker también pone de manifiesto que alrededor del 24% de las pérdidas económicas mundiales durante la primera mitad de 2013 contaban con cobertura aseguradora, una cifra ligeramente inferior al 28% de media del periodo 2003-2012, y debido a que un buen número de eventos catastróficos importantes se dan en áreas donde la penetración del seguro o la cobertura de riesgo específico se mantiene baja.

En orden de importancia, los cinco mayores eventos del semestre en cuanto a pérdidas económicas causadas fueron las inundaciones de Europa Central en mayo y junio (22.000 millones de dólares); el terremoto de China del 20 de abril (14.000 millones); la sequía de Brasil (8.300 millones); el temporal de mayo en Estados Unidos (4.500 millones); y la sequía en China (4.200 millones).

Mientras tanto, en estos seis primeros meses del año se contabilizaron por parte del bróker 7 eventos catastróficos con un coste en pérdidas aseguradas superior a los mil millones de dólares cada uno: las inundaciones de Europa Central (5.300 millones); el brote de mal tiempo en Estados Unidos en mayo (2.500 millones); el temporal de marzo en Estados Unidos (1.250 millones); el clima severo de finales de mayo y principios de junio en Estados Unidos (1.200 millones); las inundaciones Australia en enero (1.040 millones); las inundaciones en Canadá durante junio (1.000 millones); y una tormenta de invierno a principios de abril en Estados Unidos (1.000 millones).