Pese a ello, las rentas vitalicias (RV) lideran todavía las preferencias de los retirados, al representar el 67,2% de las jubilaciones al cierre de diciembre pasado, viéndose esta tendencia favorecida por los descensos de entre el 2% y el 10% que habían experimentado las pensiones por RP y rentas temporales (RT) que ofrecen las AFP, en los últimos dos años anteriores a 2013, se indica en el informe del que se hace eco ‘Economía y Negocio’.

Este cambio de tendencia se debió, asimismo, al ajuste por parte de  la Superintendencia de Pensiones en  las tasas que las AFP deben utilizar para el cálculo de esta modalidad de pensión, lo que implicó un aumento del 3,7% al 3,9%. “superando la oferta de tasas de interés de las rentas vitalicias, que se situaba en 3,2%. Entre enero y octubre del año pasado, la tasa de interés promedio por una RV de vejez fue de 3,01%”, se detalla. No obstante, este año el organismo de control ha vuelto a ajustar la tasa, pero a la baja, pasando del 3,92% al 3,82%.