Asimismo, a lo largo del informe se encontrarán comentarios de los expertos analizando cómo evolucionarán estos escenarios y qué efectos tendrán en cada uno de los mercados.

Los cambios en las realidades políticas ha marcado el inicio de 2017. Así, se explica, "en Estados Unidos ha sido elegido un presidente con ideas y objetivos muy diferentes a los de su predecesor". "Las elecciones estadounidenses han tenido como consecuencia inmediata hasta ahora una mayor rentabilidad de los bonos, así como un dólar estadounidense más fuerte, basado en las expectativas de crecimiento más rápido y en una mayor inflación", se apunta.

Mientras tanto, en Europa, el crecimiento y la inflación han comenzado a acelerarse, aun cuando el desempleo se resiste a disminuir en gran parte del continente. Por último el informe subraya que el crecimiento asiático se está estabilizando, aunque los riesgos de su economía se amontonan en forma de grandes deudas y tensiones comerciales en aumento.

COMPARTIR