Las mutualidades de previsión social cerraron el ejercicio 2008 con un volumen de patrimonio gestionado superior a 28.000 millones de euros, una cifra de primas de 2.360 millones de euros y un número de mutualistas asociados de más de 2.400.000 personas. Son algunas de las cifras más significativas de este sector que se dieron a conocer el pasado miércoles durante la Asamblea General Ordinaria de la Confederación Española de Mutualidades.

Su presidente, Pedro Muñoz, destacó que, pese a las turbulencias de los mercados financieros, los mutualistas han mostrado su confianza en este tipo de instituciones, “no sólo por los buenos resultados del ejercicio 2008, sino, sin duda, por el fuerte vínculo previo existente, que le hace seguir apoyando a su mutualidad, por encima de condicionantes exclusivamente mercantiles y contractuales”, remarcó.

Por su parte, el secretario de la Confederación, Enric Tornos, se refirió a los trabajos que se están desarrollando para la elaboración de una Ley de Bases de Economía Social que, en su opinión, ayudará a resaltar el papel que las mutualidades desempeñan. “Las empresas de economía social en general y las mutualidades de previsión social en particular, somos un ejemplo claro de cómo la racionalidad y el progreso social son criterios compatibles, de forma que la crisis actual nos sirva para configurar un futuro más estable, con preeminencia de la persona como eje central, donde el sistema financiero sea apoyo, pero no motor de nuestra sociedad”, indicó.

La Asamblea acordó la reelección por unanimidad del que ha sido el equipo de gestión de la Confederación durante los últimos cuatro años, encabezado por Pedro Muñoz como presidente; Enric Tornos, como secretario; José Antonio Ajuria; como vicepresidente delegado; Rafael Suñol, como vicepresidente primero; y José Manuel Romar; vicepresidente segundo.