El pasado ejercicio, las mutualidades de previsión social catalanas lograron un volumen de primas de 331 millones de euros, el 3% más que en 2007. Los datos provisionales de la Federación de Mutualidades de Cataluña (FMC) muestran que No Vida acaparó 255 millones de euros (+2%), frente a los 76 millones en Vida (+8%). Las cifras correspondientes a 2008 se presentaron ayer en la Asamblea Anual de la FMC, en la que se procedió a la reelección como presidente de Rafael Suñol.

“El sector de las mutualidades de previsión social da cobertura y protección al 19% de la población catalana (1.408.000 personas), con diversos productos y coberturas. En lo que respecta a las prestaciones pagadas por el sistema mutualista catalán, el año pasado ascendieron a 291 millones de euros, con un ascenso del 24% respecto a 2007”, precisa la Federación. Las provisiones técnicas se situaron en 438 millones, para unos activos de 1.055 millones, por lo que la relación de los activos sobre las provisiones técnicas alcanza el 240%.

Acelerar el proceso de concentración

Rafael Suñol expresó durante la Asamblea que, “una vez más, se pone de manifiesto la gran aportación de este sector a la sociedad catalana y su absoluta vigencia en el actual escenario económico y social. De cara al futuro, a corto y medio plazo, las mutualidades de previsión social debemos acelerar aún más el proceso de concentración, para constituir entidades de mayor dimensión y crear un sector de previsión social más potente, con capacidad de competir y asumir los retos técnicos y financieros que supone el marco regulatorio europeo”.

Por su parte, el director general de la FMC, Xavier Oller, matizó sobre la actividad de la Federación el pasado año que “está focalizada en la adaptación a las nuevas regulaciones del sector asegurador, el desarrollo, incremento y mejora de los servicios que prestan nuestros asociados, y la formación de todos los equipos humanos de las mutualidades, prestadoras de dichos servicios”.