Según el Superintendente Romero se atribuye la disminución a la publicación del IPC de la Salud. Este establece a través de tres parámetros -las bonificaciones que realizan las Isapres, el aumento en el gasto de las licencias médicas y el crecimiento en la frecuencia del uso del servicio- el porcentaje de alza que deberían realizar las instituciones. Así, para este año, se determinó que el reajuste debía ser cercano al 2,15%.

"Nos animamos a construir este indicador con bases técnicas muy sólidas en la Superintendencia de Salud y entregarlo como información referencial (...). Nos alegra mucho lo que ocurrió: que a pesar de que todas las señales que nosotros teníamos era que la industria de las isapres iba a elevar sus precios en más de un 5% promedio, terminó acogiendo esta señal del gobierno", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich en información de 'La Tercera'.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Isapres, Hernan Doren, señaló que no necesariamente las aseguradoras consideraron este nuevo medidor para determinar el porcentaje de aumento en los planes. "No tengo idea si las Isapres tomaron en cuenta el IPC que dio el gobierno. No quiero, no puedo, ni debo estar involucrado en ese tema", matizó.

Tal como lo adelantó 'La Tercera', este año las Isapres MASVIDA y FERROSALUD no presentaron aumento en sus planes. En el período anterior esta última había exhibido la mayor alza, alcanzando un 19, 8%. Por su parte, las Isapres con mayores reajustes fueron COLMENA y CONSALUD, que alcanzaron un 2,9%.

COMPARTIR