En la cartera de Vida, las inversiones sumaron 173.401 millones, creciendo en un 5,18% respecto a marzo del ejercicio anterior, mientras que el volumen de la inversión en No Vida fue de 38.763 millones (+2,69% interanual).

En cuanto a las emisiones adquiridas por las compañías, “cabe destacar el crecimiento experimentado por aquellas emitidas en España, con respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de representar un 67,5% a un 71,1% del total de la inversión”,  se detalla desde la asociación.