Para el director de Análisis Económicos del CI Banco, Jorge Gordillo, la diversificación en el portafolio de las Afores se debe a la apertura por parte de las autoridades en el régimen de operaciones de los recursos. Ha explicado que “lo que más ha crecido son las inversiones en renta variable internacional porque la Bolsa Mexicana de Valores ha estado cayendo; entonces las Administradoras invierten fuera de México”. Gordillo señaló que “el riesgo de destinar menos recursos a valores gubernamentales es que se le apueste mucho a la renta variable, que no es segura y que en algún momento podría dar rendimientos menores”, enfatizó.

Por otro lado, Raymundo Tenorio, director de Economía en el Tecnológico de Monterrey, destaca que durante el pasado mes de mayo las Afores estuvieron influenciadas por las tasas de interés volátiles de indicadores como la inflación o el tipo de cambio. Indicó que esta tasa ya no bajará más.

RESULTADOS EN MAYO

El pasado mes de mayo, las operadoras de pensiones registraron descensos valorados en 80.492 millones de pesos (6.332 millones de dólares). Por su parte, el portafolio de las afores se concentra de esta manera: bonos del Gobierno (51,2%), deuda privada nacional (18,2%), renta variable internacional (15,18%), renta variable nacional (9,3%), instrumentos estructurados (3,9%), deuda extranjera (2,07%) y mercancías (0,6%).

Los cambios más abultados en las inversiones se dieron en los mencionados bonos del Gobierno, la renta variable internacional al pasar del 11,2% al 15,2% y en renta variable de México que se colocó en el 9,3% y anteriormente era del 7,4%.