Por provincias, la siniestralidad 1971-2012 se localiza de forma singular en el noreste de la Península Ibérica y, en concreto, en un 14,1% en Barcelona; un 12,8% en Vizcaya; un 12,3% en Valencia; un 7,2% Guipúzcoa; y un 7,3% en Murcia. En cuanto a la causa de los daños, las inundaciones suponen un 60,3% de los daños totales indemnizaciones, y las tempestades ciclónicas atípicas (TCA), un 19,8%.

En lo que a los daños a las personas se refiere, se han tramitado desde 1987 más de 2.200 expedientes y se han satisfecho alrededor de 102 millones de euros. El terrorismo concentra el 93% de estos daños a los que ha hecho frente el Consorcio, siendo el atentado del 11 de marzo de 2004 de Madrid el evento más relevante, al representar el 47% de las indemnizaciones atendidas desde 1987.

El evento más costoso en la historia estadística del Consorcio sigue siendo las inundaciones de agosto de 1983, de las que recientemente se ha cumplido su trigésimo aniversario, que afectaron principalmente a Bilbao con un coste actualizado de más de 860 millones de euros.

CAPITALES ASEGURADOS CRECIENTES

La cuantía asegurada total por el Consorcio también ha evolucionado en los últimos años en línea con el crecimiento del sector asegurador en nuestro país, alcanzando en 2012 la cobertura de daños a los bienes los 5,1 billones de euros de capitales asegurados, a través de más de 43,6 millones de pólizas que han satisfecho el correspondiente recargo al Consorcio en sus recibos.

Igualmente, se daba cobertura el pasado año a daños a las personas por valor de 8 billones de euros de capitales asegurados, correspondiendo a más de 50,4 millones de pólizas de vida riesgo y accidentes. La cobertura de pérdida de beneficios era de 0,2 billones de euros de capitales asegurados, correspondiendo a más de 16 millones de pólizas.