De esta manera, según el informe publicado por la Superintendencia Financiera al cierre de noviembre las ganancias del sistema financiero colombiano continuaron en positivo (con unos 5,5 billones de pesos) aunque éstas registraron una caída del 83,9% con respecto a un año atrás, lastradas principalmente por las pérdidas en el manejo de los recursos del público, entre estos el ahorro pensional. “La disminución en los precios de los títulos de deuda pública interna, y de las acciones, motivó un menor desempeño en el portafolio de inversiones de los intermediarios y de sus recursos administrados”, dijo la Superintendencia Financiera al dar a conocer los resultados.

La industria aseguradora reportó ganancias en conjunto por 602.280 millones de pesos (299,2 millones de dólares) menos que los 1.104.586 millones registrado en noviembre de 2012. Sobre los fondos de pensiones privados y la seguridad social, obtuvieron un resultado de 852.103 millones y 675.300 millones de pesos (423,3 millones y 335,51 millones de dólares), respectivamente.

Para Asofondos en medio de ese ‘desajuste’ de los mercados, las pensiones de los colombianos no salieron tan mal libradas, pues acumularon solo una desvalorización de 0,23%, según recoge ‘Portafolio’. Esto significa que las pérdidas en todo el 2013 sumaron 330.000 millones de pesos (163,9 millones de dólares), que representan “menos del 2% de los rendimientos obtenidos en 2012, y 0,5% de las ganancias acumuladas desde el 2000, que alcanzan los 76,1 billones”.