Las pérdidas por catástrofes se situaron en el trimestre en 689 millones de dólares después de impuestos, frente a los 68 millones del mismo periodo de un año antes, incluyéndose en estas cifras las pérdidas después de impuestos preanunciadas de alrededor de 650 millones de dólares por el impacto de Sandy. Si bien, explica la compañía, las pérdidas por catástrofes de todo el año fueron menores que en 2011 por lo que el beneficio neto de la compañía repuntó en 2012 un 73%, hasta los 2.473 millones.

Este impacto se vio parcialmente compensado por los mayores márgenes técnicos subyacentes y el más elevado y favorable desarrollo neto de reservas del año anterior, indicó la compañía en su informe más reciente de ganancias del que se hace eco ‘Reuters’.

“Los márgenes técnicos subyacentes mejoraron en cada uno de nuestros negocios, lo que se atribuye a las menores pérdidas no catastróficas relacionadas con eventos climáticos y las considerables ganancias por precios que hemos observado”, sostuvo el presidente y gerente general, Jay Fishman, quien confirmó que dado el continuo ambiente de bajas tasas de interés y las inciertas condiciones climáticas, la compañía seguirá buscando mejoras en los precios y continuar con la disciplina en el manejo de los gastos, aunque “invirtiendo estratégicamente en nuestros negocios cuando sea apropiado”, añadió.

Cabe recordar que el mes pasado, TRAVELERS elevó su participación del 43% al 49,5% en la afianzadora brasileña JMalucelli y recientemente expresó su interés de expandirse hacia República Dominicana, Panamá y Colombia.