“Estamos muy satisfechos con nuestros resultados del cuarto trimestre”, valoró en un comunicado el presidente y CEO del grupo, William R. Berkley. “Los aumentos de precios están superando a las tendencias de los costes de siniestralidad, y aunque los aumentos en las tarifas del cuarto trimestre no fueron tan fuertes como en el conjunto del año, los márgenes se han ampliado aún más”, añadió.

Para el conjunto de 2013, el grupo estadounidense registró unas ganancias netas de 499,9 millones (365,8 millones de euros), un 2,1% menos que en 2012, si bien el resultado operativo se incrementó en un 15%, hasta 430 millones (314,6 millones de euros). Las primas netas anuales aumentaron un 12,2%, hasta 5.500 millones (4.024 millones de euros), y el ratio combinado mejoró hasta el 95,1%, comparado con 97,2 % en 2012.