Según refleja este trabajo (elaborado a partir de la información facilitada voluntariamente por más de 5.000 compañías, pymes y emprendedores), ocho de cada diez empresas españolas han iniciado ya su camino hacia la transformación digital. El 10,9% ha logrado ser competitiva en este ámbito, mientras una mayoría que asciende al 77,8% presenta aún capacidad de mejora. Solo el 11,3% del tejido empresarial español recibe una calificación no competitiva.

Áreas de mejora

Según los datos analizados, las empresas españolas obtienen sus mejores resultados en el área de Analítica web (6,2), convertida en herramienta fundamental para conocer los hábitos y gustos de los clientes, y en el área de Posicionamiento en buscadores (6,1), que constituye la puerta de entrada a internet.

No obstante, todavía hay asignaturas pendientes, como mejorar el acceso a la web a través del móvil, aprovechar las ventajas que ofrecen las redes sociales o invertir en campañas comerciales a través de internet. Todas ellas se relacionan con tecnologías que apenas existían hace una década, "por lo que las mejoras en estos aspectos a buen seguro llegarán con el tiempo" indica el informe. Así, las áreas en las que obtienen una puntuación menor son Movilidad (4,3), Redes sociales (3,9) y Marketing digital (3,5).

COMPARTIR