Los ingresos del grupo bajaron el pasado año un 26%, hasta 119 millones, aunque en primas se creció hasta 93,5 millones. Los costes de reestructuración sitúan a la mutua todavía en pérdidas en 2012, con unos números rojos de 13,6 millones, la mitad de 2011.

Según esta información, DIVINA PASTORA ha inyectado 40 millones para dar liquidez a la mutua, aunque no se ha completado todavía la fusión. Sí han recibido el visto bueno de la Comisión Nacional de la Competencia y prevén que obtendrán la autorización de los reguladores de seguros en las próximas semanas, para culminar integración en julio.