El CEO del grupo, Jan Hommen, comenta que una vez terminada la OPV del negocio de seguros en Estados Unidos, "ahora estamos acelerando los preparativos para la oferta pública de nuestras actividades de seguros en Europa, con el objetivo de tener lista la operación para salir al mercado en 2014".

Además, el resultado neto incluye ganancias por valor de 940 millones de euros de desinversiones, atribuibles a la venta de los negocios de seguros de Vida en Hong Kong, Macao y Tailandia, 155 millones de operaciones discontinuadas y una pérdida de 38 millones de otras desinversiones.

El resultado subyacente antes de impuestos se situó en 1.167 millones, un 24,7% más que entre enero y marzo de 2012. A esta cifra, el negocio de banca contribuye con 1.169 millones, un 1,6% más, mientras que la actividad de seguros en el área de Europa-Asia registra un resultado bruto de 85 millones, frente a las pérdidas de 43 millones de un año antes. La unidad de seguros de Estados Unidos redujo sus pérdidas para situarlas en 192 millones, frente a los números rojos de 199 millones de finales de marzo de 2012.