El pasado año se registraron 880 catástrofes relacionadas con el clima en todo el mundo, ocasionando pérdidas totales por 125.000 millones de dólares, cifra que se compara con el promedio de pérdidas anuales de 184 mil millones de dólares en 10 años, de acuerdo con estimaciones publicadas por MUNICH RE. Frente a tales pérdidas, las aseguradoras cubrieron 31.000 millones de dólares, monto menor al promedio de los últimos 10 años, que ascendió a 56.000 millones de dólares. Por su parte, el número de muertes también fue menor al promedio de 106.000 anuales registrado en la última década.

Debido a su ubicación geográfica y características, México sufre cada año diversidad de eventos catastróficos, principalmente hidrometeorológicos y geológicos, afirma el comunicado de la AMIS. En 2013, se formaron 32 ciclones, 18 en el océano Pacífico y 14 en el Atlántico. De esos 32 ciclones, 9 impactaron directamente en México y 5 más tuvieron una gran aproximación a sus costas.

Adicional a los huracanes y tormentas tropicales, el país sufrió aproximadamente 38 sismos mayores a los 5.0 grados Richter. En total, ocurrieron 9,004 siniestros asegurados, los cuales ascendieron a un monto de 291.723.369 dólares en daños. "El sector asegurador pagó poco más de 3.600 millones de pesos (274,1 millones de dólares) en indemnizaciones por los daños que ocasionaron los diversos fenómenos hidrometeorológicos, de entre los que destacan la tormenta tropical Barry, así como los huracanes Bárbara, Ingrid y Manuel”, aseveraron.

Por un lado, la tormenta tropical Barry (28-30 de mayo) dejó daños por 1.890 millones de pesos (143,9 millones de dólares) y el huracán Bárbara (28-30 de mayo) por 4.530 millones de pesos (344,9 millones de dólares), de los cuales estaban asegurados el 8,04% y el 3,86%, respectivamente.

En el caso de los huracanes Ingrid y Manuel (09-19 de septiembre) representaron la mayor parte de las pérdidas, con un monto de 34.371 millones de pesos (2.617 millones de dólares), solamente un 9,65% estaban aseguradas. La industria aseguradora pagó por Ingrid 880 millones de pesos (67,0 millones de dólares) y por Manuel 2,435 millones de pesos (185,4 millones de dólares).