El coste de las catástrofes naturales en pérdidas aseguradas del primer semestre del presente ejercicio ha sido inferior tanto al de la primera mitad de 2012 -21.000 millones (15.690 millones de euros)- como a la media de los últimos diez años. La cifra de 3.000 millones (2.240 millones de euros) de pérdidas adicionales por desastres por la acción del hombre permanece sin cambios respecto a junio de 2012.

En el primer semestre de 2013, las inundaciones fueron el principal evento de las pérdidas por catástrofes naturales, con un coste estimado para el sector de 8.000 millones (5.975 millones de euros). 2013 es ya el segundo año más costoso en términos de pérdidas aseguradas por inundaciones en las estadísticas de SWISS RE. En 2011, las inundaciones en Tailandia provocaron un coste de 16.000 millones (11.950 millones de euros).

“Las inundaciones continúan causando estragos en todo el mundo, y ningún área es inmune a la amenaza siempre presente de las catástrofes. Tristemente, sin seguro, el impacto de estos eventos es grave para muchos”, comenta Jens Mehlhorn, director de Riesgo de Inundaciones de la reaseguradora. “Creemos que las acciones preventivas se pueden tomar para mitigar el impacto global de los fenómenos climáticos extremos”, añade.