Los ingresos netos, sin embargo, aumentaron un 46,1%, hasta 4.540 millones (3.421 millones de euros). Las operaciones de Reaseguro también sufrieron un descenso (-36.2%) en el trimestre, situándose en 391 millones dólares (295 millones de euros), aunque en el conjunto de los seis primeros meses lograron un aumento del 223,5% (1.370 millones de dólares/1.032 millones de euros). Ambas unidades registraron aumentos importantes en sus inversiones.

"Las condiciones meteorológicas y las pérdidas por catástrofes también podrían ocasionar una volatilidad significativa en nuestros resultados de suscripción periódicos, en particular respecto a BHRG y GENERAL RE", indica el grupo en su informe de resultados. En el mismo señala que "en el segundo trimestre de 2013, incurrimos en unas pérdidas antes de impuestos de 189 millones de dólares (142 millones de euros) debido a las inundaciones en Europa. En los primeros seis meses de 2012, las pérdidas por catástrofes no fueron significativas". Avanza asimismo que los resultados de la compañía del segundo trimestre incluyen 365 millones de dólares (275 millones de euros) en beneficios de suscripción en sus líneas de seguros personales.