El porcentaje de pérdidas cubiertas por las aseguradoras fue del 30% del coste económico global, ligeramente por encima del promedio de los últimos 10 años, situado en el 28%, principalmente debido a la prevalencia de siniestros en este semestre en Estados Unidos, donde la penetración del seguro es mayor. Este país representa el 47% de las pérdidas globales del mercado asegurador.

El porcentaje de pérdidas cubiertas por las aseguradoras fue del 30% del coste económico global, ligeramente por encima del promedio de los últimos 10 años

Desde la perspectiva de las pérdidas económicas, el terremoto de Japón fue el desastre más costoso en la primer mitad del año (34.000 millones de dólares / 30.890 millones de euros), que comprende el 30% del coste global hasta junio.

En cuanto a pérdidas aseguradas, las tormentas registradas en Estados Unidos fueron el desastre más costoso, alcanzando unos daños asegurados por valor de 12.300 millones (11.172 millones de euros), lo que supone el 42% del total del coste asumido por el sector.

Seis eventos marcan las pérdidas totales del seguro

La región de Asia y el Pacífico fue la segunda en registrar las mayores pérdidas aseguradas, con un 23% de las pérdidas. Europa, Oriente Medio y África fue, por su parte, la tercera región, con un 16%. América del Norte, Central y del Sur, sin contar con EE.UU., registró un 14% de las pérdidas.

El terremoto de Japón fue el siniestro más costoso, aunque el más oneroso para el Seguro fueron las tormentas registradas en EE.UU.

A nivel mundial, hubo al menos seis eventos individuales que han supuesto 1.000 millones de dólares (908 millones de euros) asegurados durante la primera mitad del año, cinco de los cuales estaban relacionados con el clima. Además del terremoto de Kumamoto, los incendios forestales canadienses, la tormenta Elvira en Europa y los incendios forestales en Texas también reportaron cada uno pérdidas significativas superiores a los 3.000 millones (2.724 millones de euros).

Noticias relacionadas

Las pérdidas aseguradas por los desastres naturales registran seis años a la baja

Las pérdidas aseguradas por catástrofes alcanzan los 15.000 millones de dólares