“Los resultados del segundo trimestre se vieron afectados significativamente por las catástrofes globales. Frente a estos eventos y la desafiante situación del mercado, hemos demostrado nuestro progreso en el comportamiento subyacente. Hemos generado 3.600 millones (3.272 millones de euros) en primas brutas, un beneficio técnico en No Vida de 102 millones (92,7 millones de euros) y un ratio combinado del 90,3%. Los beneficios de la integración entre XL y CATLIN están ya surgiendo y estamos comprometidos para tener éxito”, resume en un comunicado el CEO del grupo, Mike McGavick.

En el acumulado de los seis primeros meses, las ganancias netas quedan en 65,6 millones (59,6 millones de euros), frente a los 951 millones (864 millones de euros) de un año antes, mientras que el resultado operativo fue de 209 millones (190 millones de euros), un 52% menos. El volumen de primas en el semestre subió un 44%, hasta 7.890 millones (8.680 millones de dólares), con un ratio combinado del 94,3% (89,5% al cierre de la primera mitad de 2015).