La perspectiva de todas estas calificaciones es 'estable' y refleja la expectativa de que la aseguradora “mantendrá niveles de capital cómodamente por encima del rango 'BBB' en nuestro modelo durante los próximos tres años". "Anticipamos -añade la firma- que el grupo mantendrá su combinación actual de líneas de negocios y no alterará materialmente su nivel actual de riesgo de catástrofe”.

“Nuestra calificación en el grupo refleja un resultado operativo robusto y su sólida posición competitiva, derivada de su cartera equilibrada y la fortaleza de su marca. Estas fortalezas se ven parcialmente compensadas por el compromiso del grupo con niveles más bajos de capital, según nuestro modelo basado en el riesgo”, añade.