Durante su participación ayer en los 'Desayunos de Esade', Huertas indicó que los actuales son “tiempos complicados”, en los que se está dando una transformación de los motores económicos del país, aunque todavía no se han dado con la suficiente fuerza. No hay, por ahora, “señales robustas de recuperación” que sean los “suficientemente atractivas” para la creación de empleo, la mejora de la productividad y el incremento de la competitividad. “Los signos son todavía débiles para que se dé ese cambio de rumbo que todos esperamos”, enfatizó.

Afirmó, por otro lado, que “para estimular y ayudar a generar confianza” e inversión externa el tema impositivo no deja de ser una “barrera.” Convendría, apuntó, que en el “camino que tenemos que recorrer en los próximos meses se permitiera cierta flexibilidad para ayudar al desarrollo sobre todo de las pymes y la atracción de capital”.