Este incremento de las aseguradoras extranjeras se explica por dos razones, por un lado, porque América Latina atraviesa un buen momento económico y es atractiva para nuevos inversionistas y, por el otro, porque los bancos privados debían vender sus negocios relacionados hasta julio pasado, entre ellos, las aseguradoras. Para 2013 es posible que esa tendencia se mantenga porque el mercado ecuatoriano es pequeño y está plagado de empresas pequeñas, las cuales están presionadas a fusionarse o a pasar a otras manos, explican los expertos, según recoge ‘El Comercio’. Los cambios legales que están en camino y las nuevas normas que se han emitido también ayudarán a desarrollarse en esa dirección.

Por ejemplo, se han endurecido las normas sobre el riesgo que pueden asumir las entidades aseguradoras. Ferrara espera que la SBS adopte estas medidas de manera gradual para que no afecte al desempeño de las compañías. En esto coincide Pablo Cevallos, catedrático de Derecho financiero, bursátil y seguros en la Universidad San Francisco de Quito. Para Patricio Salas, directivo de ACOSE, si se hace un balance del año “este ha sido positivo”. Las aseguradoras han tratado de llegar de forma masiva a la gente con nuevos productos, como seguros de vida con mejores prestaciones y a precios más convenientes. Actualmente, los productos que tienen mayor demanda en el mercado local son los seguros de vehículos, seguidos de los de vida y de asistencia médica.

En cuanto a ventas, se espera que el sector mantenga un ritmo de crecimiento durante el próximo año, probablemente menos acelerado que años anteriores, pero en todo caso en el rango positivo, puntualizó Salas.

Por su parte, Rodrigo Cevallos, presidente de ASEGURADORA DEL SUR, sostiene que la competencia se ha vuelto más reñida este año debido a que en el país existen 42 compañías aseguradoras. Para el próximo año espera crear nuevos productos con mejores tarifas, para competir con firmas internacionales, apuntó.

COMPARTIR