Fuentes consultadas señalan que esto podría perjudicar a los propios consumidores que tienen asegurado su vehículo por un valor mayor al del precio sugerido. Además, señalaron que "al bajar la póliza el valor patrimonial estaría mermando". Como ejemplos citaron el caso de un robo: "Si le roban el coche a una persona, la aseguradora cancelará el monto asegurado o el precio sugerido del carro".

Fuentes del sector asegurador hicieron hincapié en que ante el contenido del texto se corre el riesgo de que los seguros de automóviles ya no garanticen todas las coberturas. Las pólizas incluyen pérdidas totales y parciales y, según los consultados, las pérdidas parciales podrían dejarse de atender por los costos que se registran con los repuestos. Por último, destacaron que ese sector ha tenido dificultades para acceder a divisas oficiales.

COMPARTIR