Se trata, explica el diario, de un sistema similar al que ahora mismo usa el sector para financiar a UNESPA: cada compañía abona una tasa según su cuota de mercado, a la que se aplica una serie de correcciones para evitar que las grandes compañías del sector paguen por completo el organismo.

Se quiere que toda la industria, en mayor o menor medida, contribuya a la financiación del nuevo supervisor. Es más, las aseguradoras quieren que también los mediadores de seguros como las gestoras de planes de pensiones participen en la financiación del futuro organismo, por cuanto serán también objetivo de supervisión por parte de ese ente.

Lo que se financiaría con esa tasa sería el servicio de supervisión, no lo gastos ordinarios e inversiones de la institución.

Noticias relacionadas

Economía inicia la consulta pública sobre la ley de racionalización de los organismos supervisores de los mercados

COMPARTIR