Según manifestó en información que recoge el diario ‘Caracol’, la Superintendencia Financiera expidió una circular en la que aclara que en el caso de los vehículos eléctricos la tarifa que corresponde es la de categoría del vehículo en su menor valor, si bien indicó que en el caso de las bicicletas con motor se tendrá que establecer si requieren de placa, identificación vehicular o por lo tanto la tenencia de un SOAT.

De acuerdo con Gaviria, si se aplicase las normas tendrían que tener un SOAT cuyo valor sería inferior a los 200.000 pesos anuales (103 dólares) y aludió a la falta de transparencia del Gobierno en este particular ya que la ley establece que todo vehículo automotor debe tener un seguro obligatorio.

FASECOLDA EXIGE APLICAR CON RIGOR LAS NORMAS

Por otro lado, el presidente de Fasecolda, Jorge Humberto Botero, dijo en alusión al establecimiento de las nuevas medidas para controlar a los conductores ebrios, que la solución es aplicar con más rigor los mecanismos ya existentes ya que el problema no es de normas si no de aplicación de las mismas.

Los datos de Fasecolda, hechos públicos en el marco del inicio del Congreso de la federación realizado en Cartagena, indican que las compañías de SOAT efectuaron, por accidentes de tránsito ocurridos en 2012 y reportados hasta marzo de 2013, un desembolso de 462.000 millones de pesos (239 millones de dólares) para la atención de 366.405 víctimas, y a julio del presente año el número de vehículos asegurados fue de 6.324.181.