Uno de los planteamientos que las compañías pondrán la sobre la mesa de negociación, según señalan a ABC en el sector, será un aumento de las primas por asegurado.

Cabe recordar que, para 2015, la prima que MUFACE pagaba a las entidades por la cobertura a cada mutualista subió una media del 3,5% ese año, y se congeló para 2016. Las aseguradoras, según la información publicada el sábado por el diario, consideran que será necesaria una revisión.

El Gobierno tiene previsto presentar en las próximas semanas los Presupuestos Generales del Estado para ejercicio 2017, en los que se determinará el importe de gasto que las mutualidades tienen a su disposición.

Un sistema eficiente

Este mes, las compañías han mantenido ya un primer encuentro con el nuevo director de MUFACE, Antonio Sánchez. La pasada semana, el consejero delegado de DKV SEGUROS, Josep Santacreu, admitía que, en estos primeros contactos, se intuía una nueva “etapa positiva y de esperanza” y confiaba en una mayor “sensibilidad por parte del Ejecutivo tras años de ajustes”.

En esta línea, hace unos días, durante la presentación de las cuentas de 2016 de SEGURCAIXA ADESLAS, su consejero-director general, Javier Murillo consideraba que todavía era pronto para valorar la negociación para un nuevo concierto a partir de 2018, pero se mostraba confiado en que la Administración sería sensible a las ventajas del sistema.

Según un informe de IDIS, la prima media de MUFACE se situó en 2016 en 827 euros anuales por asegurado, mientras que el gasto sanitario público per cápita se estima en 1.134 euros, lo que supone un ahorro aproximado de más de 300 euros por asegurado para la Administración. “Es un sistema claramente reconocido por sus usuarios y absolutamente eficiente, que, en las actuales circunstancias de problemas de sostenibilidad, debería tratar de ampliarse y consolidarse”, valoraban desde la organización.

Noticias relacionadas

SEGURCAIXA ADESLAS gana un 35,8% más en 2016 y crece un 8,6% en primas

La sanidad privada mejora el gasto público entre 5.000 y 9.000 millones al año

COMPARTIR